Planes de Acción

Planes de Acción

Un plan de acción para la conservación de especies o hábitats, prioriza las iniciativas más importantes para cumplir con los objetivos y metas, especialmente si se trata de cumplir con el Estándar de Desempeño 6 del IFC.

Los planes de acción para la conservación de las especies involucran a distintos departamentos y áreas. El cliente en conjunto con BCG establece quiénes deben los responsables que se encargarán de su cumplimiento en tiempo y forma. Por lo general, también incluye algún mecanismo o método de seguimiento y control, para que estos responsables puedan analizar si las acciones siguen el camino correcto.

En concreto podemos determinar que todo plan de acción debe conformarse por los siguientes apartados, de cara a lograr alcanzar los objetivos o fines de conservación establecidos: estrategias a seguir, los programas que se pueden emplear, las acciones inmediatas que se pueden llevar a cabo, los recursos necesarios para cometer las mismas, la fecha de inicio y finalización de aquellas y también quién se encargará de ejercer como responsable.

No menos importante es determinar el hecho de que una vez que se ha configurado el citado plan es determinante el implementar el mismo. Y para ello hay que tener en cuenta una serie de criterios o elementos que serán fundamentales a la hora de que aquel sea realmente efectivo y consiga satisfacer las necesidades marcadas. Así, más concretamente, entre aquellos se encontraría la motivación, los procesos de control, la evaluación directiva y la compensación.

Con el equipo de especialistas de BCG podemos cubrir prácticamente todos los grupos taxonómicos de mayor relevancia para la conservación de su proyecto, identificando las estrategias, necesidades, metas objetivos y estableciendo los protocolos de medición del éxito en la conservación de las especies claves, a fin que sus acciones se ajusten a lograr la meta de ganancia neta para las poblaciones y hábitats críticos.

services02